Diosa Mané

Diosa Mané
Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

viernes, 19 de agosto de 2011

El Mito del Jardín del Edén

Narrado en el libro de Génesis ha tenido muchas interpretaciones a lo largo de la historia...
Algunos lo han visto como una histora  literal, que narra la creación del hombre y su posterior
destierro impuesto por dios.
Otros lo han interpretado como una especie de recuerdo cultural de la humanidad, memorias de la
sencillez del hombre primitivo que vivia de la caza y de los frutos antes de cultivar la tierra y civilizarse...
También se ha considerado desde el punto psicológico como el recuerdo común del fin de la infancia
donde viviamos libres de responsabilidades hasta que nuestro crecimiento nos hizo salir al mundo
O, si retrocedemos más desde el Instante que salimos del vientre materno.


El Edén nos remite siempre a un lugar y tiempo idealizados, a un mundo sagrado más cerca de la nostalgia que la esperanza...
Heos sido expulsados de nuestra propia interioridad y vagamos por el mundo buscando en el exterior lo que perdimos en el interior
Se decia que en el Edén el hombre tenía todo que poseía todo lo que quería y nada le faltaba...
Pero estaba realmente completo?


La satisfacción de los deseos no significa la realización y la plenitud del hombre


Si hubiera sido así Adán no habría la necesidad de probar un fruto prohibido? Adan le fataba algo y era ser dios.
El error no fué querer ser dios sino otro dios.
Regresar al Edén es ver má allá de la dualidad que no es otro espejismo de la unidad


El árbol del conocimiento de bien y el mal es lo que representa la aparente dualidad de la existencia
para que haya bien debe haber mal....para que haya vida debe haber muerte
Entonces a pensar que dios es ajeno a nosotros... y el hombre existe escindido entre dos realidades, entre dos caminos...
Regresar al Edén es estar en su propia naturaleza es la unidad del hombre, es ser todos los hombres
es ser más allá de la dualidad, que es un espejismo de su unidad
Y esto es el segundo árbol de la vida es contemplar el viaje y alcanzar la mayoría de edad
Regresar al Edén es el reconociemto de todos los hombres y de dios

Y el Edén... Siempre es Aquí y Ahora