Diosa Mané

Diosa Mané
Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

sábado, 30 de enero de 2016

Amando



LLora. llora su muerte como áquel primer día
al sentir su expresión de zozobra en el dialogo
ante la tremenda realidad desnuda
La desidia y su propio sentimiento
de que las peores cosas ocurren
por la mecanicidad, el hábito y la hipocresía
Llora sin voz,  sin despedirse
con los ojos abiertos, destrozada
ante el hombre nuevo anestesiado, resentido,
abandonado a la domesticación,
a ese modo de vida tan pequeño, decadente,  mísero y ruin.
A ese amor... A ese amor incapaz de conciencia
Llora a mares al adiós de la sonrisa
al veneno agotador del encierro de las noches
al áspero decir de las mañanas
vistiendo de negro el rayo de sol en la pupila
¡¿Cómo no odiarlo?! ¿Cómo olvidarlo?
Sino hay olvido, si retorna
irrumpe con sus pasiones el alma
agobia, anuda el dolor en versos
reconociendo y comulgando
el intenso dolor conjugando el verbo amar
Legitimando una vez más,
la muerte y la resurrección
La alegría de estar triste
de ser la sombra de su sombra
la sombra de su amor
para que lo siga amando
a un solo latido de distancia
idealizando la locura
en la necesidad de hacerse fuerte, amando.

Mané Castro Videla











miércoles, 27 de enero de 2016

Eso eres... Eso, soy!



Abrazos de ti y de mi, nuestros, propios
más allá de las caídas
Regresando a los cielos, en plegaria
en carne carnal revindicando
la sensibilidad, la sensualidad
Únicos. Incomparables. Absolutos.  Eso somos.
Hijos de época oscura rasgando velos
Reconociéndonos
como el sol en el horizonte con figura propia
Mirando al mundo
abandonando las sombras
en el esplendor de regenerarse
de cobrar una nueva significación
en la potencia creadora de amarse
en todas las edades de la historia,
los cambios de las ideas, transformaciones.
Dejando huella y no ser olvido, solo memoria
Memoria viva de lo humano,
sin el dominio absoluto
en la mirada abierta desplegada
en esa secreta y oculta región del silencio
en donde ya no queda más nada de uno
Amándanos en todos los sin rostros
en la mano de la razón extendida
cuando el dolor aprisiona el alma
y las pasiones ciegas se encienden
Sin perdernos, sin confundirnos ni someternos,
Sin miedos, vivimos, morimos y renacemos
en el hueco de un lenguaje que no pudo ser
desnudándonos la piel
en cada acto injusto narrado
comulgando en cuerpo y en alma
disolviendo la opresión
regresando a la inocencia

Mané








lunes, 25 de enero de 2016

Te amo


Te amo en el resplandor de las estrellas,
en el resguardo del camino del sol en el cielo
en el curso de las fases de la luna
y en el azul profundo del éter
Te amo hasta la muerte
bajo el cielo, ante lo divino.
Te amo siempre orilleando el riesgo
de confundir tu mirada
en la más íntima finitud del ser
del exquisito lugar del secreto
a descubrir y experimentar estremecer
danzando la palabra amor a fuego
en el cuerpo  y la piel
dando el corazón y el beso intenso
Te amo hasta donde sin respuesta, retorno
abierta a la pregunta
y a la sorpresa posible
si el amarte así
por el deseo que nos habita
en un antes y un después
sin olvidos, nos re escribimos
en la memoria de la historia
donde la poesía nos va a alcanzar
saciando la locura
encontrando una razón
en las huellas indelebles del tiempo


Mané





sábado, 23 de enero de 2016

Susurros de mañana



Lo admito llore hasta agotarme y me permití absolutamente todo pero no alcanzo, no fue suficiente para quedar inmovilizada y aceptar hasta morir. 
Morir de amor, de ti y de mi. 
El amor es mas fuerte que verse atrapada, de querer controlar todo, de las circunstancias, de la angustia y la renuncia. Juro que llore hasta enloquecer, a gritos y sin voz. 
Luché y hasta me armé en la luz del sol evitando que tus palabras sonaran en la piel, la mente y el alma. 
Sentí vergüenza y miedo de tus señales de intolerancia, de la rigidez del pensamiento, de los celos, la arrogancia, de tu egoísmo y de mi obediencia ciega. 
Fue y es así que comencé a aprender a confiar en el amor que habita en mi, en su fortaleza cuando se detuvo el tiempo y tan solo quede, sola y en espera. 
Quedé en la agonía del reloj de arena de las largas noches y crecí en la oscuridad... 
Y, en la ironía del destino me condene a mi misma con mi orgullo y audacia en la profundidad del silencio y el misterio del saber de mi vida, en la entrega y en la imagen de estar aprendiendo a pensar de una manera diferente, de sentir y ser el reflejo de mis pensamientos, de elegir... 
Si, lo recuerdo fue una mañana como hoy, como tantas, donde sin querer... 
Te percibí que quedaste en el capítulo del error y la razón... La locura y la tortura... La vida y la muerte... El blanco y el negro... 
Si, quedaste sin darme cuenta en mi, en la memoria, sin trascender, tu y tu amor. 

Mané Castro Videla







viernes, 22 de enero de 2016

Te ame



Te ame con una entrega total, sin pensar en ninguna otra cosa, sin ninguna vacilación, sin críticas, dudas ni inhibiciones.
Te ame de un modo espontáneo, puro, perfecto y total.
Te ame hasta la fragilidad de nuestras vidas hasta el momento que sin previo aviso, fui testigo de la amarga ironía en que la muerte cayó por delante de nuestras vidas, de nuestro amor.
Me refugie en el vivir el presente, absorbida del todo por lo que pasa en este instante concreto, fascinada quedo haga lo que haga y gozo sin tiempos los momentos mágicos que en el recuerdo resultan perfectos, gloriosos, arrebatadores de estados de entrega donde siempre trasciendo el tiempo y el espacio.
Mi compromiso es amar mas allá de los puntos de luz en una larga oscuridad al borde del camino, sin consuelos.
Soy, la superviviente del amor donde lucho y me debato en el rayo sol matutino que brilla sobre el pétalo de la rosa hasta calentar mis manos y el hueco de la ausencia, ya no lloro, solo vivo el ahora porque nada me separa, todo me une, todo es digno de vivirse, instante a instante, hasta sentir la locura y que en mi alma te ame.


Mané Castro Videla




martes, 19 de enero de 2016

domingo, 17 de enero de 2016

Viviendo


El presente se desvance entre los dedos
quiero conservarlo pero se deshace
Solo tengo lo que ha sido
pero ya no es
Solo esta el presente, el que oculto
mientras las palabras suenan
y uno queda atrapado por la razón
tratando de dar sentido a la existencia
en busqueda de la verdad
en la mortandad de la duda
y la agonía de estar
en el medio del combate
cargando nuevos interrrogantes
Viviendo tan solo conmigo
queriéndote como te quiero
entre tus labios a los míos
en este día tan sombrío
de pensarse en el desierto
sin límites, sin horizontes
sin el sabor que desborda
para vivir contigo
en el medio de las rosas





Mané




viernes, 15 de enero de 2016

Siempre hay algo profundamente íntimo en la escritura.



Siempre hay algo profundamente íntimo en la escritura.

Es ese algo, único, inconsciente, que nos marca y nos brinda identidad.

A construir palabra, sentidos, deseos, identidades, cuerpos, voces...

A nombrar un más alla, eso que nos hace quienes somos,

quienes nos vamos construyendo...

Giremos sobre nosotros, a un regreso infinito...

A ese poema de amor, donde tu y yo, eramos el poema sin papel.

Solo tu y yo, recreándonos otra vez en el vínculo,

creando algo nuevo en las huellas profundas y el amor,

nos pone a andar uno frente a otro y nos une,

revueltos, separados, desnudos!

Mané



miércoles, 13 de enero de 2016

Huye... huye amor!



No es esta toda la verdad
y tu lo sabes
hay de hecho un momento de redención
hay palabras que atraviesan el discurso
y tu  te apropiaste de las letras
los colores, los tonos y sus espacios
como quien arroja de sí todas las cadenas
Te apropiaste de mi cuerpo,
de mi cabello y mi voz
Esa es la verdad, no me amas a mi
sino aquello que tu crees que soy
A la rebeldía
A la belleza del expresarse,
al sabor de los párrafos
de sostenerme en el camino de los años
A la estética en su expresión
a ello y no a mi, a quien soy y habita.
No digas más, calla! Calla, amor...
No me amas... Son todas mentiras!
Quien piensa tiene dudas
y tu no tienes dudas, no tienes idea.
No dialogamos, no nos decimos
no nos abrimos y nos encerramos
Yo soy tu carcelera
en tu mirada azul de verano.
No crecemos, no fluímos.
No somos tú y yo en libertad

Huye!  Huye amor, yo te ayudo
a escapar a la libertad,
a otro lugar para no morir
por siempre jamás!

Mané Castro Videla






sábado, 9 de enero de 2016

Te quiero



A veces se habla 
con equívocos
de las pasiones
No supiste hablar y solo callé
ante la palabra ciega, 
a la ironía en vez de amor
Simplemente
no puedo regresar
Siento morir 
en esta distancia infinita
y en el perfume de la noche
 lo siento, te quiero
te quiero

Tan solo, te quiero

Mané





Crisis de soledad



Te quiero. Te extraño.
Pienso en ti,
cierro los ojos y te imagino.
Es el amor
o el arrebato  momentáneo o delirante ?!
Fantasías. Ilusiones mías.
Algo se rompió
y me obliga otra vez a pensar
Si necesito todo esto en verdad?!
Si mejora mi vida, si me alcanza?!
Si el afuera no satisface
y no hallo respuestas 
Si comienzo a derrumbar lo pensado.
Si en verdad no te quiero, 
ni te extraño ni pienso en ti
Si al cerrar los ojos imagino
que me falta sentir amor
Tengo sed de amor y sola estoy 
en medio del desierto
colmada de dolor de tantas ausencias
en el alma y el corazón
Sola en el saber hacer singular,
ni nada más ni menos
de un largo recorrido
que siempre cabe recordarse
dejando atrás la verguenza
de este vacío y el pudor
imposible de colmar
a esa intimidad que queda en reserva
A este singular modo
de habitarme con dignidad


Mané




jueves, 7 de enero de 2016

Tú y yo



Es ese diálogo secreto
y ese encuentro azaroso
que nos descubre desnudos
en la palabra cotideana
Nos sucumbe
haciendo el amor
entre el amor y el inquietante deseo
con suspiros y sin promesas
y  nuestras bocas resistiendo
a entrar en el olvido,
a ese espacio vacío
del cielo azul que nos alcanza
en la más dulce melodía que nos asalta
asomándonos al vacío
Contagiándonos
un profundo amor
como al dolor interminable
que nos aferró al pasado
Al filo de lo estético y lo poético
que nos lleva de la mano
en un solo idioma por toda la eternidad
Amando la palabra
en el goce propio
desatando la reflexión
y esa posibilidad de ser
en llamarnos en todos colores
tú y yo,  amantes

Mané Castro Videla












lunes, 4 de enero de 2016

Río de luna


Son momentos que nos remiten
el uno al otro
donde nos podemos repensar
donde siempre podemos lograrlo
si desde aquello que hoy es
logramos encontrarnos
en medio de tanta palabra
tibia, tímida, alegre,
risueña y hasta infantil
Apostando fuerte
soñando en un sueño compartido
recorriendo las búsquedas
las diferencias y ese relato 
tan propio que nos habita
entre las causas perdidas
y ese andar 
de fantasmas del pasado
atravesando el discurso,
relatando el andar
Podemos apropiarnos de la letra,
anudar el afuera
y ser la primera versión escrita
de nuestros cuerpos peregrinando
más allá del principio del placer
donde nos descubrimos
en hojas escritas de a dos
antes de concebirnos 
en pensarnos abriendo paso
 Y ser
 habitándonos en el infinito
donde arde la existencia 
y se es amor en poesía 
sin caer en la deidad de los dioses

Mané Castro Videla