Diosa Mané

Diosa Mané
Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

jueves, 16 de agosto de 2018

... Y juegas en mí



Es en ese costado del mundo
en donde el sol se acuesta
antes que me alcancen
los efectos de transformación
de que puedan sostenerme
a tu mirada, antes de ti
y mi amor, sin pasión
el alma se perdía
en el hondo suspiro
a los bordes inhóspitos
de zonas ignotas e inesperadas
de misterios, de lo indecible
o inexplicable que condena
lo simbolizable a la incompletud
Al agujero negro
en las constelaciones del firmamento.
para que seas hoy quien eres
para revivirme
y darle esta representación
a la realidad
y  que seas para mi
la razón para reinventarme
en cada día una manera
de vivir sin sufrir ni dolor
mirando hacia adelante
sin mirar atrás en libertad.


Mané Castro Videla








sábado, 21 de julio de 2018

Soy... tú falta de querer


Soy la menor de las nietas "la parrula"
la niña abandonada, 
la hija única,
la pequeña de los padres separados
la dama de la casa grande.
La niña de los grandes ojos moros esperando
y del amor que una vez soñó
y creyó encontrar
devolviéndole el aire
nutriéndole las raíces,
las salidas truncadas
y la aceptación del olvido 
que oxida de no ser lo importante.
No es fácil olvidar el ayer
ni que me tomes la mano
cada vez que comienzo a temblar
ni que me abraces cada vez que lo necesito
para parar de llorar
ni que tus palabras borren el daño
que me han hecho y que tanto me duele.
Soy y seré yo en todas mis fases
y soy ese amor grande,
el amor verdadero,
ese amor del bueno,
el que te hace vibrar y no olvidar
pero por siempre sanar.
Ese amor de saltar al vacío sin miedos
y lo que encuentro lo haga mío,
sintiéndolo desde el alma
con pasión dándole vida
y todo el amor sin rendirme
para que crezca
y siempre sea el nuevo amanecer
en la más absoluta libertad
en nombre del amor.

Mané Castro Videla




"...Ven y cuéntame la verdad
Ten piedad 
Y dime por qué, no, no no 
Cómo fue que me dejaste de amar 
Yo no podía soportar tu tanta falta de querer..." 

domingo, 1 de julio de 2018

Juegas


Juegas censurado, prohibido, 
maldecido, quemado y destruido,
extraviado y vuelves a mi
como la primera obra en inglés
como el primero de enoc
con todos sus misterios
preservado en la iglesia Etiope
del reino oscuro
a los misterios y sabiduría antigua
o los demás libros de la biblia.
como fuente de historia y mitología
como sombra en la caricia
entre el bien y el mal.
La luz y las tinieblas
y huellas con grietas
donde solo el amor alcanza.
Y todo acaba
con versiones distorsionadas.
Juramentos
de encantamientos y hechizos
en noches cerradas
de los secretos del cielo
donde nada sacia.
Juegas en mí
sacudiendo el alma
atormentándome.
Vienes, te alejas y luego te vas
Juegas
Juegas
Juegas
Y al final, vuelvas a mi
llorando y suplicando 
en silencio
porque sabes al final
que tu si, me tienes a mí.

Mané Castro Videla












viernes, 29 de junio de 2018

Sentir solo morir



Tienes el don de la guerra
de dejarme sin palabras
y del escándalo que despiertas
de apuntar hacia dentro de mí
zonas ignostas, inesperadas
fuera de control.
A esas cosas tan obvias
que se asoman a los bordes
del misterio de los cimientos
de lo indecible e  inexplicable.
A lo que condena a la incompletud,
al gran agujero negro
que contemplamos
temblando en el silencio
más allá del firmamento.
A ese instante de temor
con terror de no entender nada
de reducción escalofriante que degrada
a la misma nada y sentir,
Sentir solo morir...
mientras mi alma te ama
con toda mi existencia
hecha trizas y sin parar de llorar.

Mané Castro Videla








martes, 26 de junio de 2018

Pasadizo secreto




El ser humano es cualquiera, es de todos
no es un medio para otra cosa,
es un fin en sí mismo.
Es recuerdo y sentir,
y todos somos iguales
liberando a la palabra
Y todos somos diferentes
todos tenemos diferencias, resistencias
de abrir nuestro pensamiento
para tratar de comprender
a valorar la incomprensión
a lo transcedental
A quererme a mi siempre
ante el abandono
aún tú habitándome
donde nace y muere mi amor
donde siempre accede el otro, tú.
Un otro incomprensible pero real
cerrando todo y permaneciendo
en la incredulidad
y se hace imposible pensar
y la vida se atasca
y tu eres la constante repetición
sin poder despegarme de ti.
Si a tu mirada no puedo mentir
si antes de ti, mi alma no conocía el amor
y tenerte a sido siempre una bendición
hasta morir para que estés siempre aquí
y solo seamos un texto perdido
en la noche de los tiempos
atravesando abismos
de entre todas las generaciones
que nos precedieron
y seamos la letra sagrada
de amor y misterio
de odio, rechazo y miedo
por toda la eternidad
dos espacios al mismo tiempo.

Mané Castro Videla





sábado, 23 de junio de 2018

Egypto -Te busco-

El Nilo


Te busco en las montañas
al oeste de Tebas
en los oráculos y en las adivinanzas
de los cielos cerquita de Dios.
en todas las formas
y en la muerte
en medio del silencio de la tumba fría
y en los gritos de las olas
rompiéndose, sin comprender.
En los grandes mares
y las corrientes del viento
que siempre nos marcan
el tiempo en un soplo del alma.
Elevando en oración
la voz de la imágen
y en el vacío de las manos
el sendero estrecho y pequeño
donde solo uno
es la más honda soledad
en la gracia de Dios.

Mané Castro Videla









domingo, 3 de junio de 2018

Llegara el día en que moriré



Llegara el día en que moriré
y solo seré el desierto.
El desierto de ser
un recuerdo
una lágrima
una palabra
una canción
una pasión
un amor
Una esencia
creciendo hasta la misma nada
frente a tu imagen
en la pureza del corazón
Imperfecta
Equivocada
Rebelándose
a todo lo impuesto
a lo imposible
Lanzándome
a los fantasmas
a los miedos
al más allá de toda ilusión
de la vida y de la muerte
sin límites para y por amor
con heroísmo
susurrándole al amor
que vivas por siempre, sin sufrir
y solo amando,
amando con amor
como yo te amo a ti.

Manè Castro Videla










domingo, 6 de mayo de 2018

Solo grita mi nombre





No es lo mismo, tu decir y mi decir
es tu carácter dominante
y el sentido de la vida,
tus frustraciones repetidas
las que hablan y demonizan la existencia.
Son las escenas y el excesivo apego,
esa necesidad de llenar vacíos...
Y ese pensamiento irracional
de ver funcionar la realidad
y sobre todo a los demás
como "uno mismo".
Es tu cólera y tus sentimientos
de frustración intolerables
donde el infierno siempre es el otro,
donde siempre es uno.
No es lo mismo, tu decir y mi decir,
el realismo de aceptar al otro.
del que el otro es y está.
Son tus pensamientos absolutos e irracionales,
tus principios de la realidad.
Tu dependencia, tu insatisfacción
lo que nos separan.
Es la falta de ternura y las creencias.
Las creencias, las que no necesitan pruebas
y, todo es, el lenguaje.

Manè Castro Videla





martes, 1 de mayo de 2018

Hasta la piel



La luz agoniza mientras pierdo la palabra,
las cosas buenas y el mundo sensible
Palabras y cosas, verdad y falsedad
y la lista es infinita en medio de la oscuridad
de lo bello y lo cruel
del sentimiento del bien y del mal
y tu voz sin palabra, de exclusión
estalla tu vanidad con el pensamiento y el corazón
desencadenando la capacidad de resistir
y torsionar la miseria, la vergüenza,
la infamia, la servidumbre
excluído de todo
incapaz de transformar
la tristeza y la desesperación
de quitar el dolor
el dolor de la piel
desde del fondo de mi alma

Manè Castro Videla




domingo, 29 de abril de 2018

Muñeca rota



Deseaba amarte
y ser correspondida
Quería estar contigo
habitándome los silencios del amor
de todos estos años bajo las estrellas
en el encanto de la magia
Quería amarte y que me amarás
darme al amor, a la entrega
a los sueños con pasión e ilusión
Quería amar
entre la tierra y el cielo
con mi pecho agitado
y solo me habitan tus mentiras
el desorden de la distorsión
y el cansancio de esperar
la pena de la infracciòn incontada
del simulacro de tu existencia,
de tu muda vida
Solo queda el vacío del adiós
La distancia de los besos
y los ojos moros tristes
de la agonía del recuerdo
del quererte tanto
entre tus palabras más silenciosas
las que traen la tempestad.

Mané Castro Videla



lunes, 23 de abril de 2018

Sin miedo a nada




Hoy quiero confesar
que estoy enamorada
bajo la lluvia torrencial
cuando no des-cubrimos
amando mundos nuevos
perdiendo todo sentido
en la oscura soledad de la noche
liberando lo que somos, buscàndonos
Lo que nos salva
deshojando los besos
respirando lentamente
resurgiendo de las cenizas
abrazados dulcemente
sin prescindir del dolor
ni de la esperanza
Solo unidos en la magia de a dos
en silencios con pausas
sosteniéndonos la mirada

Manè Castro Videla



sábado, 3 de marzo de 2018

Sin miedo a nada



A quien le importa

A ti?! A la sociedad ?!

A quien le importa lo que yo haga o diga?!

Y todo es porque no cumplo la imagen impuesta,

el modelo que dicen y marcan otros

que pretenden arrogarse desde un punto de igualdad?!

¡No soy así! No quiero...

No puedo renunciar a mi misma,

quebraría sin consuelo de no significar nada.

No sentiría ya más, nada podría deslumbrarme,

todo acabaría hasta lo más sagrado,

acabaría el amor y la palabra

la que me devuelve tu imagen.

la que me descubre imaginando, concibiendo...

conociendo... conociéndome y conciéndote

conociéndonos cercanos,

entrañables, íntimos, desconocidos...

No me someto al sufrimiento incondicional

en ninguna circunstancia

Nací con el alma libre,

sin tiempos ni imposiciones

cuando los ojos se encontraron

robando el amor al dolor

y los espíritus temblaban.

Sentían que se revelaban

en la llama viva de la vida eterna

Soñando el recorrido celestial

liberando la magia y la razón

que impone lo silenciado


Mané Castro Videla



lunes, 26 de febrero de 2018

Si tu me amas







Aún no has aprendido

que cuantas más cosas queremos,

menos eres y menos soy, menos somos.

¡No quiero querer así!

¡No quiero que quieras así!

Es en la unicidad del querer

donde se ratifica su esencialidad.

Es simplemente amar,

solo eso se necesita, amar

con fuego y pasión.

Vivir amando,

viviendo experiencias

donde se es, instantes, solo eso.

Instantes sin dobleces.

Instantes sin abismos.

Instantes de uno mismo.

Instantes en primera persona

donde siempre tu

a veces solo eres un espejo,

como yo, impenetrable, en soledad.

Tu y yo

cada uno con lo que es

sintiendo

entendiendo

creyendo

experimentando

hablando

Hablándonos

desde la propia piel

en este amor sinfín



Manè Castro Videla








viernes, 23 de febrero de 2018

Solo por amor, volare




Hazme tuya una vez más
hasta el punto de naufragar
y el asombro me sorprenda
reclamando tiempo
sintiendo que te amo
y mi alma
en su punto más alto y valioso
libere el pensamiento
entonando una canción
al final de las respuestas
de las frustraciones y las decepciones.
Al final de la muerte
de contemplarte,
de las creencias profundas
y de nuestras vidas.
Al final del libro
en silencio entre luces y sombras
dando luz a la soledad trágica y violenta
de renuncia
de negación
escuchando las notas de una cítara,
despojándome.
Desnudando el alma
arrojando lejos todas las cadenas,
las pasiones y los caprichos de los deseos.
Por amor solo por amor,
te lo juro, solo por amor...  ¡volare!

Manè Castro Videla

















martes, 20 de febrero de 2018

Son esas pequeñas cosas...



No siempre se hace todo lo que se puede hacer.

Hay que ser auténticos y no llenarnos la boca de excusas y frases débiles.

Uno no debe dejarse arrastrar por nada ni por nadie que no sea su propia conciencia.

Hay que ser gentil con uno y con el otro, a veces, solo a veces, 

es mejor callar, mantener el silencio.

Si, hazte el favor, no me llames. 

No tengo ganas de hablar ni menos de escuchar.

No quieras sincerar tu culpa por obrar arrastrado por la corriente,

como si fueras una hoja caída y seca. No hace falta, te lo aseguro.

Las palabras no se borran, esa es la verdad.

Ni menos se tapan cuando manchan al amor por la fuerza de los instintos ciegos. 

Uno es luz, es un grito de vida y es, la lengua que pregona

también cada vez que te dejas arrastrar...

No soy tu, soy yo. 

Yo no necesito escapar para tranquilizarme ni tampoco soy una cosa, entiende. 

Acepta que es por eso. 

Acepta que no permito que nada ni nadie me arrastre.

Soy, así, sin vueltas!

Soy mujer sin vueltas, como ese resplandor al borde del espejo, 

descubriéndome en la letra desnuda con toda su riqueza y en el verdadero valor.

Soy en la exquisita pequeñez del no me olvides.

Soy así, como siempre he sido y te he dado palabra.

La que te sembró sonrisas en oraciones.

la que canto canciones y te lleno de besos de gratitud y de amor.

Soy la mujer, la amante, la hija y la madre, la que me habita.

La del ayer, la de hoy y la de mañana.

Soy esta y no otra. 

Soy la de ahora, la de siempre, la que en los grandes silencios

de grandes pasiones pide y aparece

en mi espíritu ardiente la alegría del ser, 

del que tata dios está en mi alma.

Soy así. hasta sin ti, te lo juro.

Soy ese ser que se reconoce.

Soy esa mirada con alegría y en el sufrimiento

de tararear una canción

hasta que llegue la luz que no conoce el ocaso.

Mané Castro Videla


domingo, 18 de febrero de 2018

Aún hoy las sombras están ahí, agazapadas a veces, y otras, salen a plena luz del día...



Aún hoy las sombras están ahí, agazapadas a veces, y otras,
salen a plena luz del día...
Nada se ha borrado ni mucho menos perdonado, todo está ahí,
no se resigna a retirarse, están ahí dejando huellas.
Así sucede en uno y en todas las edades de la historia.
Todo es tan lento... tan insoportablemente lento
que apenas todo ha cambiado...
Apenas hemos crecido, siempre aflora el niño...
en otros adolescentes y en muy pocas ocasiones el ser adulto
derrumbando los muros del pasado...
Demoliendo estamos con todas las fuerzas de la razón y la inteligencia
las concepciones esclavizantes de nuestros cuerpos humillados,
desvalorizados sin alma...
Tiempo, solo necesitamos tiempo...
para romper los lazos que nos atan al cuerpo
y podamos comenzar a conocernos, a mirarnos de un modo superior...
porque entendimos que todo el resto es accidental, es pasajero,
no tiene mayor trascendencia sino tenemos libertad interior
sino dismitificamos el concepto equivocado,
los sutiles prejuicios...
Si nos quedamos atrapados en la pobreza exterior
y no en la riqueza interior... y pensamos...
Nos pensamos desde lo esencial, sin traicionarnos...
Integrando absolutamente todo lo que somos,
con lo que nos habita y todas las brechas que existen entre tú y yo
y ese vacío que nos ahoga, duele y nos nubla la mente.
¡Entreguémonos!
Sin límites de este mundo y de la mente
Entreguémonos desde el conocimiento, las razones y la fe
desde las verdades racionales, desde nuestras limitaciones...
Entreguémonos con Amor para y por amor
A un volver a nacer... recobrando vida
reapareciendo como el sol de una larga noche

Manè Castro Videla
Mujer libre avanzando a paso lento y paso parsimonioso


A mi prima hermana Marta

lunes, 12 de febrero de 2018

Perdonar no es olvidar, es recordar sin que te duela, Manè



Hay que llorar el dolor, sentirlo...
Sentir es sentirse y ser el abismo mismo de soledad...
Es nuestra elección como sanarnos y renacer de las heridas sin envenenarnos,
solo es nuestra elección y de nadie más.
Aprender a soltar nos enfrenta a los miedos...
es en ese instante cuando uno aprende a no esperar nada
y es allí cuando uno se abre y permite que lleguen acontecimientos nuevos
que nunca hubiera imaginado.
Sin querer queriendo nos abrimos de mente y corazón...
Sin querer amamos... sin querer queremos... sin querer perdonamos...
Sin querer el equilibrio nos viste la mirada y uno comienza a confiar otra vez...
Uno se da cuenta que somos parte de un todo
y cuando nos focalizamos con dolor nos perdemos...
Perdemos la capacidad de ver todo lo maravilloso que sucede a nuestro alrededor.
Sin falsas esperanzas y con la mente abierta, sin cegarnos...
Uno sabe que es lo que necesita, desea y quiere...
Todo será a su tiempo, uno aprende que por más planes que uno haga y razones.
Hay veces que las mejores cosas nos suceden y nos sorprenden...
Bendiciones

Manè Castro Videla


martes, 23 de enero de 2018

Nos des-cubrimos



Nos des-cubrimos
armando mundos
Destruyendo
los otros mundos
los que nos pertenecen y nos habitan.
Nos des-cubrimos
en esa negación del yo mismo...
En la expresión
que se contradice a sí mismo.
Nos des-cubrimos
perdiendo todo sentido
si reducimos el absoluto,
a uno mismo...
Nos des-cubrimos
en tus ojos madre mía
en la mirada de los hijos
alumbrando
el sentido de la vida.
Nos des-cubrimos
en el miedo perpetuo
al ser arrojados
a la oscura soledad
de saberse esclavo.
Nos des-cubrimos
luchando
abandonando
afirmando
negando
disolviendo
Liberando los pecados
liberando al ser heroico
que nos salva.
Se toma conciencia
en la batalla
y en la angustia,
solo respirando
el día de lágrimas
resurgiendo de las cenizas
en libertad.


Manè Castro Videla


domingo, 7 de enero de 2018

Quiéreme



Quiéreme
con todo el corazón
y en el propósito
de que nos entregamos
hasta quedarnos si nada
y comenzaremos de nuevo.
Quieréme
hasta que en nombre del amor
nos obligue a permanecer
en el silencio de la oscuridad
o en la inmolación del dolor.
Estrujándonos
Arrancándonos
Ofreciéndonos
Querernos de a dos
siendo tú y yo, amor.
Amor a la vida
con todo lo que es.

Manè






miércoles, 3 de enero de 2018

¿Es el estallido de los cuerpos?



No entendiste nada, absolutamente nada,
no me quieras transformar 
no soy tu madre ni voy a someterme a nada
quiero solo el espacio que merezco.
Sin perder la femeneidad.
Sin insistencias de enredos.
Sin fantasmas.
Aceptando el vértigo de la caída libre,
estando abierta al azar
en el instante infinitesimal
en que el beso 
es un grito mudo en el cuerpo,
un llamado
Un grito desgarrador,
desesperante
y el nacimiento para renacer
a todos los significantes 
que me habitan y te habitan
deshojando las noches.
Inscribiéndonos 
en el borde la letra
liberando la palabra
sin saber porque te quiero tanto
al escuchar tu corazón.


Manè Castro Videla





domingo, 31 de diciembre de 2017

Hago votos por un 2018 colmado de poesía... De ti y de mi... De un nosotros, enredándonos en eterno amor!



Siempre hay algo profundamente íntimo en la escritura. 
Es ese algo, único, inconsciente, que nos marca y nos brinda identidad. 
A construir palabra, sentidos, deseos, identidades, cuerpos, voces... 
A nombrar un más allá , eso que nos hace quienes somos,
quienes nos vamos construyendo...
Giremos sobre nosotros, a un regreso infinito...
A ese poema de amor, donde tu y yo, eramos el poema sin papel. 
Solo tu y yo, recreándonos otra vez en el vínculo, 
creando algo nuevo en las huellas profundas y el amor, 
nos pone a andar uno frente a otro y nos une,
 revueltos, separados, desnudos! 

Hago votos por un 2018 colmado de poesía...
De ti y de mi... 
De un nosotros, enredándonos en eterno amor! 

Mané Castro Videla


domingo, 24 de diciembre de 2017

El amor acrisola al amor


Si no quieres sufrir, renuncia a amar, esa es la prueba más convincente que amamos.
El amor acrisola al amor.
Y uno sola, sufre, ama y vive, es inseparable estas tres realidades, sin importar su orden.
Aprendí a amar, a fuego, a amar incondicionalmente a cada uno de mis hijos.
Ni el vivir ni el sufrimiento y el vivir tiene otro sentido.
Es ser más allá de ellos, es recobrar las fuerzas.
Es ser el repicar de la campana, el corazón latiendo.
Es sentir los cielos, el milagro y el lucero.
Es ser el aliento dando vida, creciendo en nuestro ser al niño Dios en el alma.
Es dar a luz al hijo y ser la madre.
Y ser la realidad de la promesa ofreciendo con y por amor, el corazón solo inclinada a Dios.



Manè Castro Videla
Hija, Mujer, Madre y Amante de Dios




domingo, 17 de diciembre de 2017

Declinando -La extraña Dama-




Declinamos
de toda responsabilidad
sobre las opinones vertidas
Reza un viejo adagio en el espejo

Ella y su angustia.
Ella y su dolor.
Ella atravesada
por el designio culposo y la melancolía.
Ella, la de siempre, la de todos los días
tomando cuerpo, dilatando el tiempo,
potenciando la escena, la falta,
la pérdida, la finitud y la castración,
la angustia del todo o la nada,
ella, declinando.
Se recordó pariendo en soledad, 
dando vida a su existencia.
LLena de recuerdos
remarcó una a una cada letra
y toda la palabra, declinamos.
Remarcó... deseo, legado y mandato.
Mochila de plomo.
Opiniones vertidas.
Ella, se reconoció en el deber de siempre,
estar haciendo algo.
De ser el permanente andar.
De ser el motor y el análisis 
para encontrar la salida.
De ser solo ella, solo ella y en soledad,
transitando los bordes.
Vivenciando, lo que hay. El amor.
En ser siendo ella, en el ser de la búsqueda
más que la espera.
En ser siendo ella, en el ser tan solo, una respuesta.
Tan solo, la palabra.
La palabra que arranque la angustia, su certeza.

Manè Castro Videla
La extraña Dama





domingo, 10 de diciembre de 2017

Yo quería



Yo quería...
Quería querer y que me quieran.
Mi corazón estaba lleno de amor y el tuyo, esta lleno de odios, suspicacias, 

rencores, envidias, venganzas.
Yo quería pero la ceguera y ceguedad de tus instintos ciegos, 

el conflicto de la mente y el corazón fue más fuerte, me excluiste, sin piedad!
Fui excluida en la mirada egoísta y ruin, de la mirada falsa de la vida.

Yo quería...  Mané




domingo, 3 de diciembre de 2017

Confundida





Confundida, creyéndose burlada
en su corazón encendido
comenzó a desnudar la soledad sin llorar.
Sin negar que le hicieron tanto daño,
la maledicencia, la envidia y la torpeza
hasta llevar a la muerte, a la inocencia.
Echándola herida al fuego eterno,
al estallido del ser.
A esa pérdida de lágrimas,
de su esencia nunca jamás consumada,
de ese saberse ser la belleza de la vida
del placer de lo femenino
cuando se trata de amor.
Te llevaste el corazón y los sueños,
el entregarse a fondo en los cielos
el erotismo de los cuerpos,
a la luz de los besos.
Te llevaste contigo mi vida de niña,
me dejaste el silencio
con el corazón en pedazos
juntándome los trozos
entre las sombras de las olas.
Me resisto a morir,
aún me quedan, las letras de arena
clavadas en la piel de la luna de plata
recitando a el amor loco,
a el amor cortés.
Embriagando
los recuerdos del alma
entre los ojos delineados
y las letras
cruzando la bahía en la mañana.


Manè Castro Videla







jueves, 21 de septiembre de 2017

El arte




Siempre el arte orienta
formula, argumenta, interpreta
un lazo nuevo
Un despertar
de este transito doloroso de la mirada
en donde se extraviaron
los múltiples sentidos de entrega
Ese descifrar al revés
de los signos trazados
donde se rompe ese hilo finito
y conductor que atraviesa todo el texto
esa relación entre el sentido y el goce
y ese anudamiento
que nos conectan naturalmente
y esa fuerza
que nos moviliza de alma y cuerpo
para hacer el lazo
para enlazarnos con el otro
en las identificaciones
entre el sentido y el goce y, el acuerdo
ese incluirse en los semejantes
a partir de la puesta decidida
de encontrar juntos
un decir que nombre y nos nombre
un sentido que nos lleve al otro
A un tu y yo
a un nosotros
a un idealismo
contemplándonos en la inocencia,
en la sorpresa
que nos abre a un sentido
de  un mañana,
a una verdad
siempre de a dos

Mané


Obra Vaso con jazmines
óleo

sábado, 9 de septiembre de 2017

... el silencio



Cuando no hallamos palabras para expresar todo lo que sentimos y vivimos en ese momento, 
el silencio es la oración íntima, la palabra más plena... La que nos dice más, la que todos entienden y no necesita explicación porque habla muy profundo el corazón, el silencio de la mente y el amor brota... Brota por todos los poros y derrama luz al encontrarse en comunión con uno mismo y en plenitud en ese canto de gozo de paz y amor... de ti y de mi... de ser vida y sentir en el alma a Dios

Manè


jueves, 24 de agosto de 2017

Todo por mi misma - All by my self-



Comenzó su  análisis
sin saber que es lo que más le aquejaba,
dolía y el porque...
Comenzó reconociéndose
en lo absurdo de los acontencimientos
y en la competencia feroz
con la incompetencia y el maltrato
de los que fue víctima.
Se confiesa a palabra abierta
en ese estado de las cosas
sin odio, ira, resentimiento
de la pena rota desprendida
de esos momentos en peligro,
peligros de muerte.
En ese debatirse
entre la vida y la muerte,
en el calvario y ese deseo.
Deseo de exonerar, de mantener
y re comenzar otra vez.
Re inventándose,  una y otra vez,
sin necesitar a nadie
en esa fidelidad sin grietas a sí misma
y solo haciendo el amor por amor

Mané Castro Videla







lunes, 7 de agosto de 2017

Acusada



La acusaba de intelectualizar
demasiado fríamente
los fenómenos tan humanos
descuidando los afectos.
La emoción, la turbación,
el amor tierno y sexual,
el deseo y el goce.
La acusaba, ahí estaba la respuesta,
conocía ese mar espeso de fondo,
ese encuadre.
Esa imagen reflejada, deslumbrante
al insistir la mirada
con las cosas perdidas, extraviadas.
Ya no hay más.
No queda nada más.
Ni el deseo ni el goce,
ni mucho menos,
las ganas de ser ni pasar a ser
el otro lado del espejo.
La acusaba
desde la ceguera y la torpeza,
sin un conocimiento que lo ilumine
y lo libere del pensar atropellado
de sus vacíos y carencias
La acusaba de su egoísmo,
su autonomía y de su libertad.
De la certezas y la rebeldía
de elegir la vida y solo amar,
amar a su hijo y nadie más.

Mané Castro Videla



lunes, 31 de julio de 2017

No me enseñaste




Solo se trata de entender
de domeñar la pulsión, lo oscuro
en este darse cuenta
cada vez que te pienso
y te plasmo lentamente
entre las yemas de los dedos
Y este deseo más fuerte que yo
que me lleva a querer.
Querer más y más
a desatar los infiernos y los nudos
de los signos de los fantasmas
que nos atan como huellas
y nos nombran
Después de haberse perdido
entre los cuerpos.
Después de vagar al filo
de las sombras de las ausencias.
Despúes de ti y de mi
del placer y el principio de la realidad.
Después de ser la fantasía
y este extraño estar sola,
sola y sin ti.

Mané Castro Videla



martes, 13 de junio de 2017

Adagio



Hubo tiempos larguísimos
y otros que desaparecieron solos
con el tiempo y en el recuerdo.
Hubo espejos, de resistencias
entre la palabra y el cuerpo
Hubo y hay un saber,
una cultura de saberse ser,
una representación
en mantener el espíritu
frente a la destrucción,
de cobijo ante la muerte,
las apariencias, lo mitico y lo ritual,
lo ancestral y el presente.
La verdad y la falsedad,
la vida y la muerte.
Antes de ti está ese gesto
donde descansa mi alma en paz
que me definen y desenmascara
en cada día frente al lenguaje del amor.
A esa historia que nos descubre
y nos fascina, nos desafía
con la alegría de compartir
más allá de las diferencias,
de ti y de mí, de un nosotros.
de quedarnos sin respiración
al tan solo pensar
bordearnos los cuerpos
entre el deseo y la mirada
fuera de los dogmas y las certezas
dejando que la vida nos lleve,
entrelace y nos sorprenda.
Nos transforme
en la más bella poesía.

Mané Castro Videla









martes, 6 de junio de 2017

Amanezco en ti



Amanezco en ti
bordeando las sombras
en tu corazón latiendo
a la luz de la almohada.
Atrapada a los sueños
rompiendo las cadenas
en el rocio de la mañana
y tu palabra
girando en el viento
donde fluye el tiempo
en el misterio del amor
y la pasión
desnudando el alma
rompiendo los miedos
dando paso al sol
y a este amor que nace
Al deseo de amar,
a un retorno.
Renaciendo, habitándome
solo por amor a ti

Mané  Castro Videla


...Cuando la tormenta se rompe, cada hombre actúa de acuerdo con su propia naturaleza. Algunos son mudos de terror, algunos huyen, algunos se ocultan y sus alas son como las águilas y vuelan en el viento...

sábado, 3 de junio de 2017

Simplemente




Son mis propias ideas
y son mis más erróneos caminos
Son mis éxitos y mis fracasos
y son mis historias.
Historias de vida y aprendizaje,
es mi decisión.
es lo decidido desde pequeña
a no ser un vulgo, a no seguir reglas.
Ni continuo pensando, sintiendo y haciendo
lo mismo a través de los siglos de nadie.
No soy esto solo que ves, soy más.
Soy, también aquello que no ves
y no comprendes ni menos aceptas.
Soy eso que odias y también te arrastra.
Soy mi propia consciencia y felicidad.
Soy la desamparada,
la huérfana y la necesitada.
Soy la voz del desorden, la pecadora,
la letra del débil y del viciado
del que nadie ama ni nadie le espera.
Soy de las que creen
que todo lo que tiene que suceder, sucede
y sucederá desde el interior...
Desde lo anterior a las largas noches
y los días. A las palabras...
Al renunciamiento, a ese vacío... Al éxtasis.
Lo siento, yo también quiero
y te quiero y, no es necesario,
querer como quieres...
No te molestes ni digas nada,
conozco el camino del regreso
de permanecer fiel a mi misma
e inclinarme solo ante Dios.

Mané Castro Videla