Diosa Mané

Diosa Mané
Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

jueves, 13 de agosto de 2015

Danos luz



En estos días donde el mal acecha
donde la corrupción de los políticos
atormenta a millones de argentinos
y la escalofriante profecía
de la inundación nos alcanza
¡Danos luz!
Uno siente los últimos días de la tierra
al ver los cadáveres por la matanza
de la palabra vacía y esclava
Sin palabras hay un relato que desgrana
en medio de un cielo que no escucha
Sin paz, rezamos a la Virgen de Luján
pedimos alivio, misericordia
Suplicamos aterrorizados
por la aniquilación de nuestra tierra
de la destrucción de nuestros hijos
de nuestros seres amados desaparecidos
en medio de la tormenta
por las aguas enfurecidas llevándose todo
a causa de la tiranía reinante de los gobernantes
Uno llora despedazo y suplica en silencio
a la naturaleza y a ti, mi señor
por todos los que no comen alimentos
y no tienen conque calmar la sed
por sus pies mojados,
por sus cuerpos helados y sin ropa
y los políticos tíranos
que se esconden, culpan al otro, al tiempo,
huyen, viajan al exterior
Por  los falsos testigos que agravan la injusticia
y su yugo los domina, blasfeman
y uno los detesta, se indigna.
Sin temor y con el alma partida
enhebro mis  letras de colores
dando testimonio y elevo en oración
las palabras  en su luz
para que los rostros del poder
se cubrán de humillación por su falsedad
y sus riquezas adquiridas injustamente
sean su maldición y sus conciencias
le recordarán sus males, su orgullo de poder
pisoteando a los humildes
Y que el honor del que hablan
y sus riquezas se escurran con el agua.
Dios mio no permitas tergiversar
las palabras que honran y nos dan dignidad
No nos abandones a la perdición
que nuestras mentes no sean pisoteadas
y nuestras familias sean levantadas
Que nuestros corazones
se conserven puros, sin locura
y nuestros ojos no esten cegados
de odio y violencia sino de amor
Amor y sabiduría
mi señor te pido y suplico
 en este instante hasta levantar el último clamor del grito
de la concoja y del gran sufrimiento
de miles de hermanos que han perdido
la esperanza y la fé

Que así sea! Mané