Diosa Mané

Diosa Mané
Mané Castro Videla - Mujer Poeta y Artista Plástica Argentina - Española

jueves, 8 de mayo de 2014

Así somos mis príncipes y yo, Mané


Así somos mis príncipes y yo. 
Es este nuestro paradigma del sentido de familia
Graciasss Dios por tantas y tantas bendiciones!!!
la vida es esta, la que nos atraviesa en este instante, en el ahora, entre el aquí y allá, en el abrazo, en la palabra y en el silencio profundo que nos dice estoy contigo, sosteniendo te en esos días de dolor, en noches de insomnio, en la enfermedad y en esa pena que se aferra en nuestra alma con garra lacerante...
La alegría y el dolor
ese dolor que muerde el cuerpo y nos desangra, es y son en estas situaciones límites en que uno aprende que mucho de lo que nos sucede no dependen de uno ni de mis deseos pero si depende de mi, el hacer de mi una vida de alegría, de paz y de comprensión.
Es tan solo un instante en que uno descubre en el vacío de la oscuridad de una larga noche que la vida merece vivirse y que uno puede tener paz en medio de los fracasos y en las propias deficiencias.
Uno descubre que no se está solo y una voz interior sin voz reza un mantra que dice; no hay ni existe nada más grande que Dios.
Iluminada en su luz percibo que pase lo que pase no estoy sola.
Asi somos y estamos educados mis príncipes y yo.
Es este nuestro paradigma del sentido de familia y de la vida.
Uno se descubre en todas las formas, tiempos, des tiempos y espacios y en hasta aquello que no ve, creemos estar en la nada y ser parte de ella, es sentir-se no estamos solos y en la Nada que tiene voz, nos dice: no hay ni existe nada más grande que Dios. Iluminada quedo en su luz, me reconozco y comienzo a percibir que pase lo que pase en la vida siempre hay un tiempo para todo y que las obras buenas que realizo perduran y quedan en el recuerdo, en el corazón, en la profundidad de la conciencia y en la presencia de Dios. Es allí cuando comienzo a comprender que no siempre puede modificar lo que me atraviesa, me causa daño y dolor porque no depende de mi, es solo allí donde acepto que las acciones de los otros no las puedo cambiar ni modificar pero si puedo re crear mi alrededor aunque duela y me piquen los ojos del alma. Son instantes de luz en que me recuerdo y en que debo recordar y solo escuchar esa voz calma y serena, ese no estés triste, no te quejes, ofrece el dolor y ponte en mis manos Cansada de luchar, dolorida, desganada y con bronca le pregunto dime; quien eres?! entre lágrimas. Soy yo, soy dios, mane, estoy en tu mente, en tu corazón y en tus manos. Estoy en tus amados príncipes, en tus amig@s, en tus obras y deseos y en cada vez que te despojas de tu propio yo. Aprende la lección y no llores por la gente malvada, pide que te proteja de los seres violentos, descúbrete mané, en el dolor, en la responsabilidad personal en la construcción de La Paz y se La Paz. Aprende y se sembradora de La Paz en tu vida, en los seres que amas, en todos los que te rodean... Hazlo! Y Recuerda te siempre y no te olvides que hay un tiempo para todo, las obras buenas que realizas perduran y quedan en en el recuerdo, en el corazón, en la profundidad de la conciencia y en mi presencia. Tenía mucho friooo y la fiebre no cedía de pronto senti un manto azul que me arropo y el canto de mi mami a lo lejos me durmió, amanecí con la esperanza de que uno siempre puede modificar y re crear el alrededor aunque duela y nos piquen los ojos del alma. Recordé que la vida es instantes y es en esos instantes es que uno debe recordar que la felicidad comienza con fe, que no está solo y esa escucha del corazón, es una bendición. Me recordé en un despertar soñando, en ese no estés triste, no te quejes... en medio del ahogo de mis lágrimas preguntando quien eres?! Era su voz, la reconocí y el me contesto soy yo, mane, soy tu tata dios, estoy en tu mente, en tu corazón y en tus manos. En tus amados príncipes, en tus amig@s, en tus obras y deseos y en cada vez que te despojas de tu propio yo... Ten calma y no llores por la gente malvada, pide que te proteja de los seres violentos, descúbrete mané!!! Descúbrete en el dolor, en la responsabilidad personal en la construcción de La Paz, olvídate del daño y cuanto te han lastimado, recúperate y mímate, toma tus lápices de colores y comienza a hilvanar, plasma tus letras de colores, diles que los amas, que esto que te pasa es pasajero, que he venido a verte y que he estado contigo, que oramos unidos y que has descubierto de ti que también eres sembradora de La Paz